PREPARANDO EL TRAIL MONTE BRAZO 2016

El pasado domingo algunos socios y amigos se animaron a echar una mano en las tareas de recuperación del olvidado Camino de Los Gatos Monteses junto a la Escuela de Escalada de la Media Hoz en Somahoz, uno de los nuevos tramos por los que va a discurrir la V EDICIÓN DEL TRAIL MONTE BRAZO que el 8 de mayo próximo organizará nuestro Club, sudores nos entran al pensar en cómo se puede subir corriendo por rampas que alcanzan el 60 % de pendiente en algunos tramos.

A pesar del devastador incendio de fechas pasadas, la morfología de los escenarios por los que discurre sigue conservando gran parte de su espectacularidad, viejos caminos y rampas de deslizamiento, que ponen de manifiesto el duro trabajo desarrollado por los obreros del ferrocarril Alar – Santander hace ciento cincuenta años para extraer de inverosímiles canteras, las lastras con las que construían las alcantarillas del mismo, de ahí el nombre del lugar, Las Alcantarillas.

No faltó tampoco la visita de alguna corza con su cría, la observación del planeo majestuoso de los buitres, los picados de algunas rapaces que se preparan para anidar en los picales, complementos de una jornada de amistad y compañerismo en la que hemos tratado de devolver a la montaña un poquito de lo que recibimos de ella. Al final y con bastantes agujetas, de la azada que no del camino, en el Refugio de Brazo compartimos mesa y mantel al calor de la chimenea, rematando la faena con unos estupendos licores caseros elaborados en Ampuero, Ajo y Los Corrales de Buelna, que estaban de rechupete y que fueron la disculpa perfecta para prolongar la sobremesa y la sesión de tarde hasta el anochecer.

Desde Roiz llegaron Toñín y Gloria, Amador lo hizo desde Limpias en compañía de Julia, la campurriana de Ampuero, recogiendo de camino a la ñera Blanca, Agustín se cayó de la cama en Santiago, a Ramón le debieron de echar de Tarriba, Nacho vino de con su habitual buen humor, Ignacio soltó su perorata, a Goyo le leímos la cartilla para que éste año no nos dé el susto en la meta, Ismael y Miguel de la Depor, estaban a primera hora contando los patos debajo del puente, José Manuel nos porteó las viandas, Begoña nos esperó con el refugio calentito y los torreznos, morcillas, chorizos a punto, José Manuel y Mónica nos visitaron con lo más bonito de la jornada la pequeña Carmen, que con nueve mesines de nada casi se nos arranca a caminar, de casta le viene a la galga.

GRACIAS, MUCHAS GRACIAS A TOD@S, y a los que os lo perdisteis pues también, pero no os preocupéis que habrá segundas partes para que podáis disfrutarlas, esperamos contar con vosotr@s.

Queda mucho trabajo por hacer para que el Trail Monte Brazo de este año sea un éxito y con vuestra ayuda no cabe duda de que lo será.

Texto: Ignacio Mantecón Fernández

Fotos: Miguel A. Bollada

 

Share Button
Añadir a favoritos el permalink.