(II) LOS VIAJES CON ORZA-PIRINEO FRANCÉS

Ignacio y su pequeño homenaje.Finalmente fueron algo más de sesenta socios y amigos del Grupo de Montaña Orza los que durante el pasado puente de La Aparecida disfrutaron de unas estupendas jornadas de montaña y alpinismo en el Parque Natural de Neóuvielle, uno de los lugares más hermosos de los Pirineos sin duda alguna, gracias entre otras cosas a que las no muy buenas previsiones meteorológicas no se cumplieron del todo, permitiéndoles realizar el programa previsto sin mayores complicaciones.

Los participantes en las Marchas A completaron dos exigentes jornadas de alta montaña en las que pudieron ascender al Pico Neóvielle 3091 m y Ramoung 3011 m en la primera de ellas y al Campbieil 3173 m y Estaragne 3006 m en la segunda, acompañándoles la nieve en algunos momentos de la actividad.

Por su parte los de las Marchas B completaron dos circuitos por el entorno de los Lagos Orédon, Cap de Long, Aubert, Aumar y Les Laquettes en la primera de ellas y a los de Oule, Bastán y zonas de Saint Lary en la segunda.

De regreso a España también se aprovechó para realizar una entretenida visita a las cuevas de Betharram en las inmediaciones de Lourdes.

El alojamiento en el denominado Hotel-Refugio del Lago Orédon, por nuestra parte lo dejamos en lo segundo que es lo que realmente era, proporcionó la importante ventaja de poder realizar las actividades partiendo desde sus propias instalaciones con el importante ahorro de tiempo en desplazamientos que ello supuso, además de darnos la oportunidad de alojarnos en un establecimiento situado en un marco espectacular de alta montaña.

Y un detalle para los amigos de las setas, las había para dar y tomar, de todos los tipos y pelajes habidos y por haber, vamos……que se vieron hasta de primavera……si señor, a éstas alturas del año, tantas que hasta en las cenas nos las puso el bueno de Christophe, y bien ricas que estaban.

Si a todo ello le añadimos el estupendo ambiente y las múltiples anécdotas que durante una estancia de éste tipo suelen acontecer, podemos concluir que la salida bien mereció la pena, así que por eso ahora vamos…..y os lo contamos con unas fotucas, para compartir esos momentos con todos vosotros y muy especialmente, con quienes tuvieron la mala pata de tener que quedarse a última hora, aunque para su consuelo y como solemos decir en la montaña, Neóuvielle sigue ahí, así que otra vez será, seguro.

Un saludo a todos/as.

Ignacio Mantecón

Parque Natural de Neouvielle

Share Button
Añadir a favoritos el permalink.