ASÍ FUE NUESTRO VIAJE A GRANADA

A finales del mes de julio un grupo de setenta socios y amigos del Club, realizaron un mini-viaje a la provincia de Granada y su Alpujarra, en otra de las actividades más esperadas de nuestro calendario 2019 y siendo en esta ocasión, el ascenso al Pico Mulhacén (3.478 mts) y Veleta ( 3.396 mts) la actividad principal.

La subida al Mulhacén, en Sierra nevada la acometieron el primer día de estancia, donde, la marcha A, dividida en dos grupos, el «equipo A», y el que ya será siempre conocido como «los doce del patíbulo», hicieron cumbre en el Mulhacén y en el Veleta partiendo desde Cascajar Negro a (2.574 mts).

La marcha B, mas «bandolera» que nunca también se atrevió con el techo de la península, en este caso utilizando la «lanzadera» que les dejó a unas cuatro horas de la cima. Subieron en un cómodo ascenso el Mulhacén y pueden presumir de tenerlo también en sus mochilas. Bravo¡¡ Mientras los compañeros de la marcha C, nuestra sección VIP, descendieron desde Cascajar Negro a Capileria en un bonito recorrido del que nos cuentan disfrutaron mucho.

Su siguiente actividad, al día siguiente, les adentró en el corazón de la alpujarra granadina donde, la marcha A realizó el circuito del Barranco del Poqueira, caminando junto a acequias y cortijos, eras y bancales. Las marchas B y C por su parte, conocieron de primera mano los «pueblos blancos» de Pampaneira, Bubión y Capileira, legado de los antiguos pobladores moriscos que colonizaron esta vertiente de Sierra Nevada y donde dieron buena cuenta de sus caldos y viandas para combatir así las altas temperaturas.

Y para finalizar, en su tercera jornada, todos juntos se desplazaron hasta el Desfiladero de Los Cahorros, para realizar una de las rutas mas sencillas, bonitas y populares de la provincia de Granada, y sin duda, de las mas divertidas, el Cañón del río Monachil. Los puentes «tibetanos» y los «pasos en cuclillas» lo acreditan.

Remataron este genial viaje con una jornada libre, disfrutando de las hermosas vistas de la Alhambra desde el Albaicín y de un cuadro flamenco, fuera de programa. Surgió la posibilidad y la aprovecharon.

Anécdotas, recuerdos, sonrisas, amistades reforzadas y seguro que en algún caso forjadas, bonitos recuerdos, retos superados y alegría de vivir, que es lo que nos gusta en Orza.

Un año mas, dar las gracias a todos los compañeros y compañeras que con su aportación benévola lo han hecho posible este viaje y por supuesto, a todos los que nos habéis acompañado en ésta ocasión, esperando que las jornadas os hayan resultado agradables y respondido a vuestras expectativas. Vosotros y vosotras siempre cumplís las nuestras, porque SOIS GENIALES¡¡¡¡

*Reportaje dedicado a nuestros queridos socios Clara y Fernando.

Share Button
Añadir a favoritos el permalink.